Our Story

Nuestra Historia

Una pasión familiar y una vieja jirafa

Chitwa Chitwa, en sus orígenes un retiro privado de la familia Brink, pertenece a esta familia desde hace más de 40 años. En 1991, sus propietarios, Charl y Maria Brink, lo convirtieron en el lodge de animales privado que es en la actualidad. Ambos siguen dedicándose por completo al lodge. Destaca como una joya de la hospitalidad sudafricana: un símbolo del lujo más auténtico y refinado de la sabana. Charl se dedica a administrar inteligentemente el territorio, con el objetivo de conservar para las generaciones venideras este paraíso africano.

Chitwa Chitwa recibe su nombre de la anciana jirafa macho que compartía este hogar junto al lago, como un miembro más de la familia Brink. Según cuenta Charl, la majestuosa llegada de este regio pariente iba siempre anunciada por el chasquido de sus viejas articulaciones. Aún hoy se percibe su presencia vigilante sobre el lodge. De manera muy similar a la de esta jirafa, el lodge ofrece un aspecto majestuoso y elegante, pero a la vez lo bastante humilde como para difuminarse en la belleza sin mancillar de la sabana de Sabi Sand que lo rodea.

Tras su transformación clásica en una mezcla ecléctica de estilo europeo y encanto africano, Chitwa Chitwa destaca por su perfecto equilibrio entre el lujo sin cortapisas y la armonía con el medio ambiente: un oasis de conservación.

Clima actual

Parque Nacional Kruger, Sudáfrica

ºC | ºF

Interactuemos

Síganos en

      

Socios y asociaciones